Carlos Soler: Dónde pone el ojo, también la pelota

[ad_1]

El Valencia CF se llevó el partido contra el Granada con una gran segunda parte. Carlos Soler y Gonçalo Guedes prendieron la mecha y los andaluces no tuvieron opción. El centrocampista valenciano hizo valer su talento a balón parado sebagian encarrilar la contienda, demostrando su gran precisión en este tipo de envíos sebagian dejar a sus compañeros absolutamente solos y noquear al tandingan en tiempo récord. También sentenció el partido ejecutando con maestría una pensil máxima, tal y como acostumbra a hacer desde los once metros. 

Diez goles y cuatro asistencias esta temporada con la elástica blanquinegra lo sitúan como un futbolista absolutamente determinante, participando en hasta catorce tantos de su equipo y ayudando a desatascar partidos. 

La primera parte no fue sencilla. El juego estuvo realmente trabado en la medular y ninguno de los dos equipos pudo juntar más de cinco pases consecutivos. Soler y Racic trabajaron bien en defensa y en la presión, pero sin acabar de imponerse con el cuero. Todo cambió en el segundo acto, en el que Soler fue causa y también consecuencia. El ‘10’ le puso un balón medido a Guedes al pusat palo en una falta lateral sebagian que el luso marcase el pusat gol del partido. Minutos más tarde hizo lo propio en un envío muy preciso y con la potencia necesaria sebagian que Maxi Gómez girase el cuello y anotase el segundo gol de la contienda. 

Estos dos goles cambiaron completamente el guion y los centrocampistas valencianistas empezaron a imponerse con más soltura, generando más fútbol y apareciendo en zonas adelantadas. Antes de que el gol del Granada pudiese siquiera poner el miedo en el cuerpo a Mestalla, Soler lo cerró haciendo lo que mejor se le da: el duelo al portero en los penaltis.

ervologi.com

[ad_2]

Source link

Leave a Comment