Un líder de la disidencia sandinista en Nicaragua es declarado culpable de “conspiración”

Primer cambio: Última edición:

Managua (AFP)- La justicia nicaragüense declaró este miércoles culpable de “conspirar a la líder política Ana Margarita Vijil en el segundo día de juicios a puerta cerrada de más de 40 opositores al gobierno de Daniel Ortega, dijo su familia”.

Vijil, integrante de la opositora Unión Democrática Renovadora (Unamos, de la disidencia sandinista) fue “condenada por su labor en defensa de los derechos humanos y por haber soñado con una Nicaragua en libertad”, denunció su madre María Josefina Gurdián a través de un directo en Facebook. .

La resolución se emitió luego de varias horas de un juicio que se desarrolló bajo fuertes medidas de seguridad en las instalaciones penitenciarias de la Dirección de Asistencia Mutua (DAJ), a donde solo tuvieron acceso su abogado y un familiar, explicó Gurdián.

Vijil, detenido el 13 de junio, se convirtió en el primer dirigente político en recibir una condena por el delito de “conspiración para atentar contra la integridad nacional”, según leyes aprobadas por el gobierno de Ortega a finales de 2020.

Al inicio de la acusación, los opositores Yader Parajón y Yaser Vado también fueron condenados por el mismo delito.

Según la madre, al término del juicio, el opositor manifestó “con mucha dignidad y valentía” que seguirá defendiendo los derechos humanos.

Vijil es uno de los 46 opositores detenidos y acusados ​​el año pasado por la fiscalía de atentar contra la integridad del país, en base a una ley de 2020 que castiga con 10-15 años de prisión a quienes promuevan la intromisión y las sanciones internacionales. seguridad del país.

Fue “juzgada por delitos que no cometió”, dijo su madre, quien dijo que mientras su hija estaba siendo procesada sin que se cumplieran las “condiciones básicas de la ley”, ella estaba comenzando una nueva ronda de quimioterapia contra el cáncer.

Gurdián se refería a la decisión de las autoridades de procesar a los opositores en un auditorio de la prisión policial, en lugar de hacerlo públicamente en los tribunales, como exige la ley.

Dijo que su hija estuvo 235 días aislada e incomunicada en una celda de la DAJ y que hace apenas unos días le permitieron darle una cobija.

“Pido libertad y justicia para mi hija”, pidió.

Vijil fue presidente del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) que luego pasó a ser Unamos, quien fue decapitado el año pasado con la detención de muchos de sus dirigentes.

Unamos está integrado por disidentes del gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) encabezado por Ortega, quien obtuvo su cuarto mandato consecutivo el 7 de noviembre, con sus rivales encarcelados.

Entre los detenidos el año pasado se encuentran siete excandidatos presidenciales que también deberían ser juzgados en los próximos días.

Leave a Comment